A horas del primer paro nacional, Macri les pidió a sus ministros “ir a fondo”

Entusiasmado, el presidente Mauricio Macri los miró a todos. “¡No vinimos para quedar bien!”, les dijo levantando levemente el tono. “Sino a llevar adelante las decisiones y las peleas que hay que dar para hacer lo que tenemos que hacer”, arengó el jefe del Estado, que se presentó ante su tropa con un espíritu combativo. Eso sí, también repartió retos; en especial para un ministro, el de la Producción, Francisco Cabrera.

macri macri macri

La efervescencia aún se respira en cada despacho de la Casa Rosada. La multitudinaria movilización del último sábado sirvió como disparador para reforzar el camino que trazó el Gobierno. Y a horas de enfrentar el primer paro nacional contra su administración, el jefe del Estado no quiere perder el impulso que significó esa masa de gente en las calles de todo el país. Por eso, en la primera reunión de gabinete tras la marcha del 1-A, Macri les pidió a sus ministros que vayan a fondo.

“Estamos condenados a los enfrentamientos”, describió a LA NACION uno de los hombres de confianza del Presidente.

A horas de la medida de fuerza que lanzó la CGT, en la Casa Rosada nadie duda de que será importante, aunque relativizan el mensaje que emanará de la conducción de la central obrera. “Será un paro eficaz, pero ilegítimo. No se dan cuenta del daño que le hacen al país”, evaluaron cerca del Presidente.

Desde la Casa de Gobierno repiten como un mantra que el paro se producirá cuando todos los indicadores que cuestionan los sindicalistas empezaron a dar positivo. “Se recupera el empleo, estamos cerrando acuerdos con distintos sectores y baja la inflación. No hay nada más injusto, no se entiende. Se trata de una medida política”, argumentaron fuentes oficiales.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, culpó a sectores políticos por impulsar la medida de fuerza para defender privilegios. “No se justifica. Existe la influencia de sectores políticos que quieren defender las prebendas del pasado”, sostuvo el responsable de la cartera laboral.

En el mismo sentido se expresó el ministro de Cultura, Pablo Avelluto. “Es difícil entender los motivos de este paro, en este contexto de recuperación del empleo y de recuperación poco a poco de la economía”, agregó el funcionario.

En el Gobierno también hacen un mea culpa por responder a todos los reclamos que hizo el gremialismo el año pasado. En especial, la devolución de unos 30.000 millones de pesos correspondientes al Fondo Solidario de Redistribución. Además, como ya lo anunció el Presidente, el paro significará una pérdida de unos 15.000 millones de pesos.

“Les dimos todo lo que nos pidieron. Ya los anotamos… Una vez, sí. Dos, no”, advirtieron fuentes con acceso diario al despacho presidencial.

Después del respaldo del sábado, en el Gobierno también siguieron con atención otro mensaje que emanó de las redes sociales: la gente que se organiza para ir a trabajar mañana. “La gran mayoría no quiere parar”, sostuvieron fuentes oficiales. La ausencia de transporte público y la amenaza de la izquierda y de organizaciones piqueteras de que bloquearán los accesos a la Capital generan incertidumbre sobre el éxito de esa convocatoria.

Pero ayer no todas fueron buenas noticias. En el repaso de situación de cada ministerio hubo reprimendas. La reunión de gabinete sirvió para que quede claro que nadie se puede quedar atrás. Los retos estuvieron dirigidos al ministro Cabrera (quien sugestivamente ayer se reunió con el embajador saliente de los EE.UU., Martín Lousteau). Es que según los números que comentó ayer el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, la planta del área a cargo de Cabrera subió cerca del 18 por ciento. Esto atenta contra uno de los objetivos neurálgicos del Gobierno: bajar el déficit fiscal. “No fue un ultimátum, pero Macri lo exhortó a que se haga cargo”, reconocieron testigos de la reunión de gabinete.

El encuentro tuvo tres ejes y un mismo denominador común: la marcha a favor del Gobierno, el paro nacional en contra de Macri y bajar el déficit.

El mensaje del presidente

A fondo

En su primera reunión de gabinete, luego del 1-A, el Presidente instó a sus ministros a redoblar esfuerzos. “No vinimos acá para quedar bien”, les dijo

Contra el paro

Macri analizó la medida de fuerza de la CGT y cuestionó el método. “Estamos condenados a los enfrentamientos”, dijeron desde la Casa Rosada

Reto a Cabrera

Macri se quejó del ministro de Producción por la falta de compromiso en un objetivo central del Gobierno, bajar el déficit. Es que el ministerio creció 18%

Fuente : La Nacion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s