Los planes de Sampaoli: qué futbolistas piensa convocar y cómo formaría la nueva selección

En veredas distintas en la final de 2015, Sampaoli y Messi estarán más cerca que nunca

Jorge Sampaoli no tiene debilidad por los N°9 estacionados, prefiere el espacio y la aparición por sorpresa de jugadores desprendidos desde otros sectores de la cancha. Pero la riqueza ofensiva de la Argentina lo obligará a reformular la idea. Jugará Higuaín o jugará Icardi. Sí, Icardi, finalmente un entrenador convocará a Icardi a la selección. Sampaoli se anticipa a las reuniones con Claudio Tapia y bosqueja esquemas y nombres. Messi como falso 9, Di María de interior izquierdo, Banega como volante central y Mascherano de líbero en una línea de tres. Dybala, sin dudas, en algún sitio bajo un dibujo 3-3-3-1 muy elástico. Sampaoli no llegará con la escoba ni piensa borrar a los jugadores históricos. Tampoco les asegurará nada.

sampaoliiis

Es el elegido por la nueva administración de la AFA. Instalar el apellido de Simeone es una maniobra para exponerlo al entrenador de Atlético de Madrid y condicionarlo a Sampaoli cuando finalmente se sienten para delinear el contrato. Algo malvado, claro, y premeditado. Como el desgaste al que sometieron a Bauza. ¿La nueva política? Cada paso los delata. Sampaoli observa todo desde Sevilla con cierta sorpresa, pizcas de incredulidad, mucha ansiedad y contenida alegría. Está advertido sobre dónde se meterá, pero a los 57 años lo moviliza el sentimiento y el sueño de dirigir a la Argentina. La pasión doma a la razón. Los contactos comenzaron hace algunos días y, en los próximos, finalmente estará cara a cara con Tapia, que mañana viajará a España. Sampaoli conoce a Tinelli, a Angelici, hasta alguna vez tuvo una conversación con Pablo Moyano. De Tapia no sabe nada.

Con Sampaoli, Messi será un falso 9 y Mascherano jugará libre en el fondo

Sampaoli trasladaría a la Argentina a parte de su cuerpo técnico. El preparador físico Jorge Desio, su brazo derecho hace años. El ex volante Lionel Scaloni y Matías Manna, como ayudantes de campo. Y Martín Tocalli, el hijo de Hugo, como entrenador de arqueros. Pero su grupo de trabajo es mucho más amplio. Aquí buscaría sumar seis o siete integrantes más. Ya hay un rastrillaje de analistas de video, porque el respaldo tecnológico tiene mucho protagonismo en el método de trabajo del DT santafecino. Claro que el presupuesto de la AFA y la posibilidad de armar una secretaría técnica son algunos de los tantos puntos por conversar. Como la extensión del contrato, las cláusulas y los plazos de prórroga por productividad. La AFA le propondría un período de tiempo a revisar según los resultados. ¿Cómo? Siempre que la selección se clasifique para Rusia, poder examinar el vínculo luego del Mundial. Los dirigentes no quieren quedar presos de una firma si la selección fuese eliminada en la primera rueda.

Sampaoli desea reforzar su cuerpo técnico con un nombre que haya pasado por la selección. Como Pablo Aimar, pero hace poco se sumó al grupo de trabajo de Eduardo Coudet. Una alternativa es Gabriel Milito, de muy cercana relación con Messi. Otras opciones menos probables son Claudio Caniggia y Gabriel Batistuta.

Mercado no faltará en su equipo. Funes Mori puede ser el zaguero que complete la defensa por la izquierda. Le gustan Leandro Paredes y Guido Pizzaro. El Kun Agüero no será imprescindible y Lavezzi partirá muy retrasado en la consideración. Sin el suspendido Messi en la reanudación de las eliminatorias, Sampaoli piensa en el valor colectivo ante la ausencia del crack. Y los jugadores locales aparecen en su órbita. Dependerá de cuánto pueda entrenarse con ellos, claro, pero tiene anotados a Lautaro Acosta, Román Martínez, Ricardo Centurión, Marcos Acuña.

A Messi lo admira. No lo vio más de dos o tres veces en su vida; con Jorge Messi sí ha tenido más diálogo. Con Mascherano también ha conversado, con puntos de contacto en Renato Cesarini. “No hay trato más desigual que tratar a todos por igual. Cada uno es distinto. Uno tiene miedo, otro tiene valor. La generalidad de un discurso frente a un grupo a veces sirve solamente para justificar la profesión. Pero no tiene que ser así”, ha manifestado. Obsesivo, detallista, curioso e inquieto, busca la cercanía con los futbolistas. No cree en las charlas técnicas convencionales; con algunos habla, a otros les manda imágenes por whatsapp…

“No se vive celebrando victorias, sino superando derrotas”, tiene tatuado en un brazo. “No escucho y sigo, porque mucho de lo que está prohibido me hace vivir…”, también se grabó en la piel, parte del estribillo de ‘Prohibido’, una de las canciones del grupo “Callejeros”. Abuelo, fanático de River y del Indio Solari, sabe que no es la resultante de un proyecto de la AFA, sino de una emergencia. Asume que el público argentino lo tendrá bajo estudio y que para muchos es un desconocido. Se esmerará por atraparlos con algunos mensajes que no esconderán un sesgo populista a través de las conferencias de prensa. Su idea es no conceder notas individuales a los medios. También, imagina que probablemente despierte curiosidad un estilo de vida que no disimulará: si quiere ir a visitar a Pato Fontanet al penal de Ezeiza, lo hará.

Fuente : La Nacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s